jueves, mayo 03, 2007

Sex. Sen XV


Quizá éste es mi poema preferido del libro... Déjame que te siga contando, así te tocaré. El caracol de Klee lleva una rosa y vuelvo a Pat Metheny en uno de sus discos que más me gustan.





Minuano (Six eight)
Pat Metheny group







Vista de pájaro


Qué poco miedo a los paisajes púrpura
donde el trueno
y un diapasón colérico se invisten
como oscuros señores sanguinarios.

Alta, pero no mucho,
lo justo para dar una noticia
de la niebla que sube de las norias
a los balcones,
los arbotantes de la catedral,
el musgo que ajardina los tejados.

Alta, pero no mucho,
segura en la emoción de las moreras,
levemente festiva
en el irregular
dibujo de las calles,
saludando,
asistiendo
al despertar de los preocupados
y al parpadeo rojo
de la nube de lluvia,
allí,
al Oeste.

Sobrevuelo
las burbujas que escapan
desde las chimeneas
con un amante convertido en mirra
y un lecho de mujer que, en duermevela,
memoriza los rasgos
de sus hijos.

¿Cómo sé tantas cosas?
¿Cómo las amo tanto
cuando diciembre llega arrebatando
muselinas
y ya no alcanzo el rastro tunecino
de las casas del Sur?

¿Cómo no me dan miedo
los gatos casi linces
de esta ciudad, los niños que persiguen
mi vuelo,
mi costumbre en pescar por las mañanas?

Alta, riente, viendo repetirse
los paraguas, los besos,
los trabajos,
alguien solo,
alguien con pensamientos indecisos,
alguien que se delata por sus lágrimas.

Que me perdone el trueno
si esto me hace feliz:

alta, pero no mucho,
respetando la púrpura colérica
de un frente frío,
yendo
a posarme
en la veleta
y en la exclamación
que un ave grita
para iniciar un mundo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No pongas la música de la radio porque puedes rompernos el corazón! Leí el manuscrito muchas veces; nuncá tuve el libro impreso entre mis manos. Ahora lo devuelve el tiempo en la pantalla. Si, a mí también me gusta el poema. Guiños de la complicidad.-

Marian dijo...

Sólo amándola de esa manera la sobrevuelas. Y es altura tu Poesía...elegante como muy pocos vuelos en solitario. La palabra responde a tus caricias, sí.

Un beso

Anónimo dijo...

Ahora que te conozco levemente, es cuando menos se de tí. Pero tu droga me arrebata y tus soles me ciegan. Nunca he deseado tanto....

Max dijo...

Realmente bello. Enhorabuena.

Besos

Anónimo dijo...

Te cambio mi mar, lleno de peces grises, por tus tierras pantanosas con aves de colores. Aunque sea por una semanita, Princesa. ¿Vale?

kuko

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas