lunes, mayo 23, 2005

Un instante azul, dilatado...


(*) Nancy Van Recee

PEREZA


Me resulta cansado
dar una explicación, por qué me gusta
convivir con objetos silenciosos
y no tener que conocer la prisa

para buscar un hombre que me cuide.

Antes, era muy joven y muy crédula,
el tiempo se ponía de mi parte,

bandadas y bandadas
de aves impetuosas
levantaban mi vuelo... y ¿qué era yo
sino reciente manantial, burbuja
enamorándose?

Me resulta cansado

salir por encontrar una respuesta,
llegar de madrugada
sabiendo
que aquello que la noche prometía

fue menos que un señuelo,
llegar de madrugada
con la boca dolida

de tanto sonreír a los fantasmas.

Prefiero no vestirme los domingos,
viajar por el pasillo de mi casa,

nadar hacia las islas
aún con sus poblados sin rendirse.

Prefiero
no mirarme al espejo y soñar algo
mientras transcurre el día
calladamente dulce y perezoso.

8 comentarios:

Ogigia dijo...

Me temo que este poema ya lo puse en el otro Jardín

Anónimo dijo...

Es gracioso tener la sensación de haberlo leído, de ser tan familiar..., no importa; el blog va muy deprisa, muy ligero también. Y muy visitado...

El blog sin hombre dijo...

No lo leí entonces, asi que aprovecho el momento duplicado, para hacerlo y de paso saludarte sin ninguna pereza.

Un beso, osa perez

almena dijo...

Ogi, buenas noches hoy.
Es verdad, no importa si está repetido. Es releerte y sacar nuevos sabores. Eso es.
¡ví el progreso! ;-)
Besos, wapa

Ogigia dijo...

Gracias a todos

yole dijo...

Ninguna pereza tengo
de asomarme a tu espejo.

Ogigia dijo...

Gracias yole, por tu casi rimado saludo

Anónimo dijo...

this is beautiful. i dont understand a word of what was written but the painting moved me.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas