lunes, marzo 12, 2007

NUEVA SERIE




En el siglo XI, en el tiempo de la taifa toledana, que fue el momento de esplendor en la ciudad, vive una joven aristocrática y misteriosa, de la familia de los Hadidies. Ella es la ciudad.


Los poemas cuentan una historia. Los encontramos con la narración comenzada.
El libro está dividido en dos partes: Madinat Al-Muluk (Ciudad de los Reyes) e I´Dar Dunnuni (Circuncisión del nieto de Al- Ma´mun)


Intentaré acompañar con música la historia que cuentan. He de agradecer la ayuda de Kitblue por haber podido aprender a subir un fondo musical específico.



La portada del libro fue diseñada por el pintor, al que tanto admiro, Eduardo Beato.



Las imágenes fotográficas que aparecerán en las sucesivas entradas serán, en su mayoría, de mi amigo Ricardo Martín o de ilustraciones antiguas sobre la ciudad.

La música que escucharemos...es mi música... Luis Delgado y su maravilloso disco El hechizo de Babilonia, Paniagua y otros músicos.

Estos textos ya aparecieron en mi blog anterior, que duró poco. Vuelvo a subirlos en este blog y se los dedico, especialmente, a Jade, a mi arrocito, a mi amiga, tan delicada, tan exquisita, tan comprensiva, tan inteligente. Mi amiga Blanca. Ella sabe muy bien lo que siente Zaynab.


Y por último referir que el libro comienza con una dedicatoria: A mis padres y hermanos, y a los amigos que conocieron conmigo a Zaynab.



Ah, y algo importante: Para leer estos poemas hay que "olvidar" algo los de La música del fuego. Es el siglo XI, poemas del amor udrí...y una mujer que descubre la ciudad y se transforma en ella.

3 comentarios:

almena dijo...

Desde ya, celebro alborozada la presencia de Zainab.
Un besazo!

mestiza dijo...

Otro regalo maravilloso, como todos los tuyos!
Adoro a Luis Delgado y tengo la suerte de conocerlo personalmente y haber visto/escuchado, en Córdoba, su Hechizo de Babilonia. Lo descubrí con Alquibla y me enamoré de él. Fue genial poder decírselo cuando nos explicó y tocó viejos instrumentos medievales en un taller de música. De eso hace mucho tiempo ya, pero sigue enamorándome.
Da gusto tener gente capaz de regalar tanta belleza como lo haces tú, guapa!!

Anónimo dijo...

¿Cómo podré agradecer tanto?

¿Qué puedo decir?

Tu dedicatoria me enternece amiga.

Sólo "namasté"

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas