domingo, marzo 18, 2007

El libro de Zaynab. Madinat al-Muluk. VII y VIII.



        © J.G. Pfretzschner




Sana´a Al-Isbihan
Gregorio Paniagua



Un animal secreto la naranja
un animal sin nombre, adormecido,
brilla entre las manzanas
y el vaso de nabidh*, tan oloroso.

Desde el mexuar pasa la luz, la tarde
se pierde en el jardín,
mientras tanto acaricio
la primera naranja de Levante
y el animal despierta
regalando su olor.

Al desgarrar su piel
cae el zumo liberado a mis dedos,
más fresco que la esencia
de bermejas rosas con albahaca.
Ya se entrega a mi boca
cual si fuera el hambriento, devorándome.

Ay, si mi cuerpo hubiera ese perfume
liberando sus zumos en tu boca,
refrescando tu sed,
quedándome en hebrillas por tus dientes.

Sería Tawaddud*
ofreciéndote el fruto al despertar.



* Licor suave
**Personaje femenino de Las mil y una noches






        © A.Jurjane


Juego con mis hermanas a decir del amor...
Son aguas que se pierden
sus palabras,
no atienden a su acento
y comen almojábanas igual que arrojan piedras,
y beben del licor escarchado de dátiles
olvidando su aroma, su esencia preciosísima.

Así las miro hablar:
Despreocupadas, necias, igual que las perversas
mujeres del hamman*.
Me callo y oigo al viento mover sus brazaletes
en los mirtos.

Tan sólo mi hermanita menor sabe de mi alma.
No se pinta
las uñas con alheña
y es cariñosa y dulce
con mis versos prohibidos.

*Baños públicos






2 comentarios:

Marian dijo...

He ido pasando de poema en poema, con cuidado de no romper su hechizo. Es emocionante ese universo que abres como un abanico... gracias

Un besín

Leodegundia dijo...

Delicioso el poema de "Juego con mis hermanas...".
Y te felicito por poner el significado de algnas palabras que no son corrientes.
Un abrazo

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas