martes, marzo 13, 2007

El libro de Zaynab. Madinat al-Muluk. II.


      © Merello







Taliatu al watia
Eduardo Paniagua


Vestida de muchacho, acompaño a mi padre
por el Suq al-Dawabb*.

Ataviado del verde costoso de Al-Ma'mun**
pavonea su fama entre los aljameles
y los extraños hombres que aman a sus caballos
como al juego o la sangre.

Busca un potro alfaraz
nacido del abrazo ligero de los vientos;
pregunta al yegüerizo por la hija más hermosa:
El animal se acerca, me lame y me conquista.

Mi padre se sonríe con mi elección honrada
y todos se sonríen, felicitan, asienten.

Pero yo busco un rostro detrás de aquellos rostros,
un gesto silencioso,
una mirada cómplice de reconocimiento.

¿Dónde estás, mi señor?
Al zoco de las bestias me llegué con mi padre
por si el azar quisiera
regalarme tu nombre, descubrirte a mi amor.













*Zoco de las bestias. Zocodover
**Rey de la Taifa toledana del siglo XI

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas noches

Tras un día de eterno cansancio, es fácil descansar aquí con Zaynab.
Un beso.
Jade

almena dijo...

Gustazo leerla aquí.
:)

Mirada dijo...

Es una delicia.. si. Y recitarla despacio un placer. Muchísimas gracias. Te abrazaría si pudiese :-) por tantas palabras tuyas... y tan bellas. Gracias.

Ernesto dijo...

Siempre una delicia leerte.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas