sábado, junio 30, 2007

Poemas para Giovanna Garzoni II







Melón en un plato con uva y caracol




Hastío es el perfume dulce
cuando los labios humedecen
tu mejilla,
demasiado saboreada
esa fruta.

El tiempo babea sin pausa
y una gota de vino queda
agujereando la mesa
cuando se vuelve el ansia
pasto de moscas
de soledad,
zumbido.

Cuando, a quien se besa,
carne sin zumo de deseo
o nada.

2 comentarios:

Lisola dijo...

Querida Ogigia:

Paso con tiempo y detenidamente por todos los poemas escritos hasta ahora. Conozco algunos. Fantasmas y Calamos está en mis estanterías. amarga esa voz que bucea en Duino. Curioso cómo indagamos en los mismos procesos...casi una confesión ligada a los sentidos. Fantasmas que se alejan y desdibujan como en un cuadro de Monet y cuyo único destino es llenar nuestra copa con el veneno del olvido.

Paseo por este último poema y quema y deja su cicatriz cercana y destruida en la naturaleza muerta, muerta aunque viva, viva pero sin zumo.

Me ha gustado especiamente este último poema.

Un abrazo, siempre.

Lisola.

Marian dijo...

Qué asombrosa sensación de viscosidad, de dulzor ajado en ese beso..

Un besín madrugador

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas