sábado, abril 21, 2007

Sex. Sen VI















Tek Zeybek, Turkish blend
Vincent Courtois/ Gilles Andrieux








Colmena


Los frescos abanicos
de un avestruz noctámbulo,
moviendo, perezosos, la seda de septiembre
y cómo dormirán,
qué gordo vientre al vientre de otro cuerpo sumando
la ausencia de individuos
junto a su reina inmóvil.

Abanicos del alba
abriendo las turquesas del último romero:
se despiertan los ojos
de perdiz en los troncos
próximamente enfermos de la melancolía
y un aroma esencial
del fin de la impureza
del verano,
se parece al aceite que cubre los jardines
friolentos.

Y cómo agitarán
lechos poligonales si quizá soñarían
con un vuelo rasante
por jugar con el polvo
misterioso
y maquillar su espalda para una escena china.

Qué señal inaudible
iniciará la fábrica
de pegajosa leche
y un runrún de jalea
delicada.

Les hablas si tu mano penetra hasta ese instante
de recelo y se enroscan
de enojo a tu muñeca.
Les hablas con cuidado, mientras robas su azúcar,
como a los leopardos
que preparan sus zarpas cuando un intruso ronda
sus dominios.

Y ellas, que te conocen,
te exploran dócilmente
y te revelan
un dialecto de nunca
negativas
que ignora las palabras punzantes en tu rostro,
que no sabe mentir
ni escapar de los bellos avisos de la muerte.














3 comentarios:

almena dijo...

De lujo, de día de fiesta.
:)
Que tengas un feliz fin de semana, querida Ogi.

Leodegundia dijo...

Perfecto viaje a esa colmena en este fin de semana.
Un abrazo

Marian dijo...

Ah, esa estrofa final escuece como aguijón...

Un besín

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas