viernes, septiembre 24, 2010

FOTOHISTORIAS II

Sobre algunas fotografías de J. C.





      Segundo relato

      I

      Está en las nubes,

      como alguien dice.


      Allí no la persigue el filo

      de una despedida inminente.


      Está dejándose tomar

      por el alejamiento.


      Ha pensado hundirse en las olas

      y que la sal le cauterice

      estos tajos hendidos.


      No se distinguiría el llanto

      de la espuma, sería blanco

      todo, blanco y fugaz.


      Se endurecería calcárea,

      reconocida por los peces.


      Aunque el salto definitivo,

      ¿cómo la nombraría sino

      en el recuerdo de otros?


      Y ella sabe bien que el recuerdo

      es la crueldad del olvido.


      Reúne las nubes,

      redondea su altura

      y consigue un suave planeta

      gaseoso.


      Allí, el sol que no lastima

      se desliza en su cara, rueda

      entendiéndola…








      II

      …por eso sube

      hasta el barco donde se esconde

      la creación de Mary Shelley.


      -Se parece a ella,

      no sé si te lo dije-


      Y en esa latitud helada

      está pactando con el sol

      de junio


      para que la noche demore

      la oscuridad irreversible


      o para que el frío detenga

      la engañosa temperatura

      del apego.


      Sí, se parece a Mary Shelley

      pero

      también al ser desconcertado,

      inmóvil en su barco, huido

      del deseo.





1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Ogigia, te sigo aqui... siempre que tengo un ratito vengo
Lun

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas