sábado, marzo 22, 2008

Entra el viento de olor ciruela...XIII









      Rayo de sol




      La culebra en el matorral
      despertando a los escondidos.
      No atiende a lágrimas del mármol
      o si cuelgan de algunas ramas
      muertos invisibles. Sisea,
      rumorea detrás del ibis
      que grita, sagrado, asombrándose
      de verse zancudo en el agua.

      Ahora
      toca vivir después de todo.

      La culebra
      se desliza entre la aflicción,
      entre las esmeraldas

5 comentarios:

almena dijo...

Me encantó el asombro del ibis
:)

Feliz Pascua, querida Ogi.
Beso

Marian dijo...

¡Qué curioso! Antes de Narima, pensé en esa sagrada ave de Egipto...peo mejor conformarme con asombros diletantes.
Me gusta mucho esta serie y los cuadros.
Un besín

Mirada dijo...

Es una maravilla. Muy hermoso.

Casiopea dijo...

Me siento como esa culebra... solo que a mi alrededor sólo hay aflicción... no he encontrado, por más que las busco, a mis esmeraldas...

Inuit dijo...

'Qué blog más bonito que tienes! ,los poemas y lo bien elegidos que están los cuadros.Seguiré pasando con interés y con tu permiso te llevo a mi blog.
Auroras

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas