lunes, febrero 12, 2007

LA MÚSICA DEL FUEGO XI

© Poertzel



No pensaba en cambiar tan pronto a otra entrada, sin embargo, después de leer el blog Se descalzan los días... este poema del libro SE LO DEDICO A MESTIZA, creo que ella también es un preciosísimo pebetero art nouveau. La verdad, no hallé la imagen que quería, la de esa rara figura de una mujer que levanta sus brazos con una llama...la he visto, eh, en alguna parte, muy a lo Tamara de Lempicka, que me gusta tanto, quizá también crisoelefantina, pero ésta que vemos me encantó igualmente.


En cuanto a la música, Mesti, te busqué el original cantado por Djavan (por supuesto Flor de Lis no es de Ketama), tampoco lo encontré pero esta versión me place igualmente.





Pebetero art nouveau

Levanto mis brazos ante el espejo,
virgen osezna
que no resguarda su candela sino
que me sitúo,
me estiro en una vertical de altura,
tenso mis brazos,
mi ombligo hasta el recto desprendimiento
de un atlante que yergue su castigo,
y el espejo se abre, es una ventana,
mirada que entra,
saluda, recoge, roba quizá,
y se dilata,
inspira la impureza porque sólo
los muertos son
perfectos.

Mi columna levemente arqueada
no resume la soledad, el tránsito
a la destreza
de soledad,
sino que me sitúo y una intensa
corriente
sube desde la punta de mis pies
dando la vida al río de mi médula,
dando la vida
sube, me electriza,
y en la bandeja blanda de mis manos,
igual que el pebetero de un estadio
olímpico,
se enarbola la llama, soy gigante,
voltearé
este planeta
de reptadores.

Dos palabras que irrumpen, mis dos palmas
desean.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero bueno...
Qué alegría!!!
Todo, todo... todo
La música, la imagen, el poema mmmmmmmmmmmmmmmm
me apasiona...
y me encanta que sea para Mestiza tb. : )))))
Realmente es disfrutar tanto... cómo te lo diría yo???
Coincidir en tiempo y espacio (como digo siempre) con gente tan maravillosa es un privilegio.
Jade

Marian dijo...

Esto no se puede escuchar sin previo aviso... para hacer estiramientos,que luego vienen las lesiones :o))
Jo, contagioso e irresistible todo,todo

Un besín

almena dijo...

Mi libro favorito... lo estoy disfrutando doblemente, querida Ogi.

Un besazo!

Anónimo dijo...

Sin palabras me quedo.
Un beso y un fuerte abrazo.
kuko

Leodegundia dijo...

Delicado y exquisito tanto el poema y como la preciosa criselefantina.
Un abrazo

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas