sábado, junio 30, 2012

XI Der Blaue Reiter



      Ballet ruso. Macke

      El abatimiento 
      danza en el escenario hasta hacerse
      sutil.

      Ha pintado sus ojos
      con el azul ultramar de un día
      cuando, aún de niño, no cargaba
      sobre su espalda lo inacabado.

      Su rostro hiere… ¿o es una máscara?

      Danza
      y
      danza
      en la afección.

      Esquivo ciervo que, al elegir
      la soledad, elige la ausencia.

      Oh, dolor, danza,
      libera de la nada a la música
      del bosque donde repta escondido
      un sueño.
      Danza, gira hermoso y magullado.

      Tu paso ocasiona un aire de fuego
      agreste
      que le borra la memoria al público
      y, entre bastidores,
      acaricia los labios
      de los tramoyistas.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas