viernes, febrero 03, 2012

SI ELLA NOS MIRA XVIII






      VIDA DETENIDA EN MARÍA BLANCHARD


      Los objetos escuchan:
      un sentido preciso, fina
      percepción de las vibraciones,
      incluso de un temblor,
      cayendo
      una pestaña.


      Qué atención ponen al chasquido
      en la soledad
      de alguien que está sentado y cierra
      sus ojos, deja de moverse,
      suplica desaparecer.


      Qué preferencia dan al lento
      cachemir del polvo bajando
      hasta un brazo que se desvive
      por abrazar.


      Distinguen la mella en un ángulo
      del silencio,
      reconocen la ondulación
      de un aire respirado y cálido.


      Están ahí, nos oyen
      y componen una inminencia
      para respondernos,
      para contemplarnos.


      No sólo cubistas se agrupan
      porque se estimulan, se niegan
      a la desgana.


      No sólo son cronología.


      Al caer la pestaña
      un raro gozo
      fosforece en sus pieles.

No hay comentarios:

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas