domingo, marzo 06, 2011

Sueltos V


      Sólo son rosas para labios

      de muerte


      porque los cercanos al fin en el dolor, y desunidos de incertidumbre o tiempo o palmas al aire intentando atrapar insectos dorados, cubiertos por el polen,


      porque los que se transparentan paladean el finísimo terciopelo de los pétalos, esas imperceptibles ramificaciones, esa clase de médula.


      La joven oval y suntuosa, una princesa a la manera del misterio barroco. ¿Escuchas el susurro del orifrés de su vestido? ¿Escuchas cómo nos observa y le dice a Zurbarán que nos callemos?


      Sólo son rosas para labios blancos, para paladares de papel de seda, debajo de las lenguas las rosas, para el barquero y su jardín sin memoria.


      Una princesa esbelta sabe

      cuántas rosas son necesarias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

!Cómo captas la razón en lo que parece sinrazón ni simería!Eres sabia y lista, poeticamente hablando... y hermosa de corazón, hacia aquellos que saben oírte(le). La poesia y el arte nos salvan de la mediocridad, tú nos ayudas, y nos haces la vida más agradable. Dixit.-

Inma BabiaS dijo...

@--,----
rosa virtual va, poeta
;)

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas