sábado, febrero 12, 2011

Sueltos II


      Ahora vuelven a moverse

      las algas de aire.


      Las camisas de las avispas

      aún no se han secado; zumban

      en las cocinas persiguiendo

      el olor del melón abierto,

      se entontecen en la flor breve

      que la acacia suele ofrecer

      antes de adiós, adiós, me marcho

      con los poetas de melena

      mojada y ojos

      para un anillo

      de parpadeos.


      Ahora se mueve el regreso;

      una sensación

      de haber sobrevivido sobre

      la mejilla carnívora

      del verano.


      Pero me canso

      de tanto erguirme.


      ¿Quién me besa, quién

      se ofrece

      para el trastorno de mi sexo?


      Ahora el aire se confunde

      con la ausencia del mar.


      Me canso, escucha, me canso tanto

      de agradecer.


      Quisiera ser

      pagana hasta los huesos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Diosss, qué bonito!!! Algas de aire.

Un paseo por tu Jardín y una vida pagana en Ogigia.
Sara

Inma dijo...

un salto al verano sienta bien ;)

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas