jueves, julio 08, 2010

X El jardín de Artemisa



      LUNA

      Muescas en la corriente,

      contornos de los dedos de los pies

      que saltan.


      Qué tintura

      de haber alimentado

      sacramentos sumisos

      o soledad o naipes que predicen

      solterías,


      qué frío

      no desdeñoso,

      no de una virgen apocada , amarga,

      blanquea los tendones de las corzas

      y seres que se vuelven

      de perfil murmurando...


      Qué estanque flota

      porque la gravedad son las espinas

      de los barzales...


      Y no se queden huevos

      sin abrirse,

      gruñidos de la sed en las oseras.


      Nunca diré

      que fuesen los fantasmas habitantes

      vencidos.


      No contaré que vi

      desde un pecho humeante florecer

      mujeres transformadas

      en deseo.


      Voy entre ellas

      y tenso el arco

      para montar los toros desvelados

      en campos,

      para nadar sorbiendo de las moras,


      para cazar al día,

      para hacerme

      orgullosa.

1 comentario:

Inma BabiaS dijo...

Aquí corre tu brisa, y con este calor es aún más grato asomarse ;)

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas