domingo, enero 10, 2010

Idolatrías: travestida



      TRAVESTIDA


      El insecto-rama es un artista

      que desconcierta a los vencejos.

      Los vencejos o volantines

      enredan los sedales del calor

      y el calor exubera el arrebol

      de la dulce muchacha casadera

      y la muchacha se desviste

      con devoción de maniquí

      para ser lo que el hombre la prefiere,

      para precipitarse a las imágenes

      de su perfecto cuerpo alado.


      Ella juega como camelia

      femenina,

      juega a los gestos de mujer,

      juega a las madrigueras de los hombres,

      al sexo fantasmal de su hermosura

      y se desea tanto, tanto

      que parece

      la mirada del hombre que la mira

      cuando el calor maquilla su carmín

      y los vencejos multiplican

      las cometas o anzuelos, vigilando

      las ramitas delgadas que simulan

      la artística situación de un insecto.






3 comentarios:

Anónimo dijo...

...siendo en rosa mudada La Hermosura...De moi pour toi.
I d o l a t r a m o s...te
!Anda que lo nuevo! Dixit.-

Mirada dijo...

:-) gracias, querida.

Anónimo dijo...

Cada día te leo con más placer.
Sara

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas