viernes, febrero 06, 2009

nº 19 de la revista Hermes. Primer poema



      El fantasma de las Cortes de Amor


      Porque prefiere permanecer en la aridez de los amores imposibles
      su amada se convirtió en alabastro sin temblor.

      Esto fue lo que quiso:

      no arriesgarse a cruzar el territorio del sobresalto,
      no tener que escuchar una negativa.
      no dudar de la mirada de los mensajeros.

      Y terminaron los poemas de abril
      y las prendas de seda
      con olor a virgen esquiva y caprichosa.

      Su amada envejeció,
      la ceniza cubrió el reclamo
      de su juventud apasionada.

      Se borró el epitafio de su linaje
      y los herederos quemaron los tapices
      donde ella había bordado
      cifradas inscripciones de lascivia.

      Él la amará siempre
      porque se entregó a la adoración de su distancia,

      como se adora al Sol
      sin mirar su fortaleza de asesino,

      como se desea la Luna
      para que nunca llegue el momento soñado
      de alcanzarla.


Se be-m partetz,mala dompna,de vos


6 comentarios:

Boedarkyss dijo...

De amores compuestos, qué decirte... La aventura y la distancia todo en uno. El fantasma de un querer, que cuando quiere, no quiere querer o quiere con demasiada cobardía. Y el tiempo que nada perdona y todo lo alcanza.
El amor tiene poco de razón y demasiado de albedrío.

Un beso, Ogi.

Cristina dijo...

Precioso

Algaire dijo...

Hay personas que deciden apartarse del amor porque creen que así sufrirán menos.
Un saludo

Anónimo dijo...

Amores enquistados en perpetuos comienzos.
Brotes agostados.
Viajes sin partida.
Cenizas sin arder que tiznan la memoria de mañana.

Igualmente Amores.


Beso.
Polov.

almena dijo...

El amor salvado por la distancia...
:)

beso!

Mirada dijo...

:-) ay Ogigia, cuánto sentido llevas..
Me gustan tus poemas, es así. Me gusta disfrutarlos lentamente, leerlos en alto, dejarlos reposar.
Gracias por estar.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas