sábado, febrero 14, 2009

Revista Hermes, nº 20. Primer poema




      Perros en un campo amarillo

      Aspectos que septiembre recupera
      de la melancolía,
      esa que conocéis.

      Cielo falso azul, mate y quebradizo
      y un extraño cansancio absorto allí.

      Entre paja dos manchas; lo que estuvo
      practicando la magia con el tiempo
      pierde clarividencia
      se hace escolar y torpe.

      Son ciertas e inquietantes; la mañana
      ha levantado el polvo que quería
      volar.


      Son ciertas
      como brazos que arrasan los rastrojos
      cuando queman
      y se mueven y vagan, no se sabe
      qué instinto.

      Amenazarían la carretera,
      sanguinolentos bultos
      sin silbido,
      manchas prensadas, poco a poco asfalto,
      después indiferencia
      o desviar la vista.

      Esos hijos del sequedal asustan,
      no se sabe qué deseo.

      Esos hijos del polvo y del cansancio.



..... - Piazzolla

4 comentarios:

almena dijo...

Cómo me gusta la mañana de domingo disfrutada con un trocito de belleza poética de ogigia...
:)

Beso!

¡nuevo look!

Anónimo dijo...

yo hago pocos comentarios en tu blog porque suelo quedarme sin respiración después de leerte. mirando las palabras que escribes y su ritmo. Sigues siendo impresionante y a mi solo se me ocurren ruidos de exclamaciones al leerte porque las palabras y su ritmo los tienes guardados tú y nos los regalas. Gracias wapa por pasearte y quedarte un ratito en mi rincón.

Inma BabiaS dijo...

Vuela Febrero... y volverá Septiembre.
Un abrazo, poeta ;)

Algaire dijo...

Me gusta, tiene una gran fuerza expresiva.
Un saludo

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas