sábado, enero 31, 2009

Hermes, 18. Primer poema





Concierto para violín en sol menor. Op 8. nº 8 Rv 332

Allegro

Después de tanto tiempo desde entonces, Alicia, nuestra Alicia ya ha crecido.
¿Has visto su desprecio por los príncipes, su risa al recordarte las sirenas que aquella tarde oían los maestros?
Aún tensa los hilos esta niña, cruza aún el jardín de los engaños; en el azar, la calle y la mañana todavía se encuentra con nosotros.
Su largo pelo tenniel, su vestido, su estatura frutal y su perfume pasan por el rabillo de mis ojos y siempre lleva guindas aunque nieve en las islas que conservan lo que ignoro de ti.


Largo

Tú me miraste bíblico y marino. La historia del romero preparaba la eternidad con briznas calurosas. Las arenas por donde naufragábamos eran papeles blandos recogidos del espacio inicial hasta tu boca antes de ser Alicia quien viniera con un guarnieri oculto en sus preguntas.
Jugaba al voy y vengo de mensajes cifrados: qué lugares floreciste sin mí, cuántas sirenas estrenaron su voz sobre tu voz y no la oía, y yo te contestaba que nunca tuve un nombre navegante, que una canción hambrienta me auguraba su silencio volcán, reconocerte.


Allegro

Alicia, satisfecha de la médula que derramamos lentos esa tarde desoyendo a la liebre amaestrada, manchándole al romero su indolencia de eterno mineral de los veranos, crece perversa, acorta la medida del bien y el mal, de un paso atrás y el paso que saltan las sirenas: lo sereno, lo muerto, lo constante, lo correcto, lo bobo en su tibieza, las excusas que apartan la locura.
Alicia ya mayor, ya sabedora de velas consumidas en las camas, ha probado el azúcar que encadena y sin embargo vuelve con agujas dulcísimas.
Esta niña conseguirá perdernos, acabar de perdernos en nosotros.

Allegro del concierto para violín. Vivaldi, claro

5 comentarios:

Anónimo dijo...

conseguira perdernos a todos.. el jardin de los engaños.oleee.scroiden

Anónimo dijo...

Aquí no hay lobos ni encantadores... Alicias, Ariadnas.... Todas las Penélopes están en ti; salvajes y magestuosas, como tu intución para la escritura. Dixit.-

almena dijo...

Feliz mañana de nieve, querida Ogi.

Un beso

Anónimo dijo...

Ese Allegro de Vivaldi me acompañará satisfecha.
el resto de la tardeoscura.

Si escribes bien, eliges la música mejor( casi imposible), ¿y la pintura?

Me haces sentirme tan yo!!!

Un beso de Sara.

Inma BabiaS dijo...

Un lujo perderse aquí ;)

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas