viernes, enero 25, 2008

Entra el viento de olor ciruela...IV






        Mujer con ánfora




        Sostenida
        por dos plumas
        si camina
        o regala.

        Es la arcilla
        que levanta
        del letargo
        a las aguas
        y reúne
        en un vaso
        la raíz
        del milagro.

        ¿Qué nos trae
        de la linde
        donde diosas
        antiquísimas
        se acomodan
        sobre el pánico?

        ¿Qué oro trae,
        qué manzanas
        esquivando
        la certeza?

        Tú la llamas
        agraciar,
        conceder
        una luna.

        Yo la llamo
        peligrosa
        alegría.




De mismo título que la pintura.
Música de Ernesto Nazareth

5 comentarios:

Leodegundia dijo...

Sencillo cuadro en su composición y colorido y el poema muy apropiado:
"Sostenida
por dos plumas
si camina
o regala."

Un abrazo

Ernesto dijo...

Si, yo también la llamaría "peligrosa alegría". Un beso.

Marian dijo...

Vaya, se ha evaporado el comentario...
Decía que tus poemas hacen a Matisse sonoro. Me gusta. Lástima que no pueda escuchar ese tango
Un besín

Casiopea dijo...

Qué contento se pondría Matisse si pudiera leer los poemas con que narras la historia de sus cuadros. Una historia particular, es verdad, pero historia al fin y al cabo...

Anónimo dijo...

si que huele bien, caramba :¬) BabiaS

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas