domingo, febrero 12, 2006

Cuarta parte, primer poema




White and greens in blue


Lo que vive verde, casi negro
pero no agitado por un duelo
con aquello que ya no regresa,
traza la fortaleza
de un árbol hostigado
por el relente.

Y está en mi corazón;
no es la promesa de un ángel cálido
o que las perdices sobrevivan
a la noche de enero.

Apenas verde,
de un verdor que no cansa, un latido
sin edad, sabio según el tiempo
patina igual que un muchacho estúpido
y, sí,
también es atractivo.

Sé que soy una reina en su torre
fría,
y no me digas que lo feliz
jamás se madura ni se inclina
a la frugalidad.

En cada arruga tengo un arroyo
verde
y, al sonreír, sus aguas
fluyen a mis dedos inventando
vidas y tormentos ardorosos.

En apariencia rielan heladas
pero van encendidas.

7 comentarios:

Marian dijo...

Precioso, Marian...:))Una tonalidad fría a la que le salen chispas.
Un besín

Hell dijo...

Mira que me gusta el verde, lo encuentro lleno de vida, como la que surca esas arrugas.
Un beso!

Aitor dijo...

"Apenas verde,
de un verdor que no cansa, un latido
sin edad,"

Pero por que no sabré escribir cosas asi :(

genial...musus!!!

leodegundia dijo...

"En cada arruga tengo un arroyo verde y, al sonreir, sus aguas fluyen a mis dedos...."
Me encanta esta parte, es preciosa.
Un abrazo

almena dijo...

Buenas tardes, Poeta.
A mí los dos últimos versos me parecen la síntesis de muchos engaños en los que a veces caigo... por culpa de la mentirosa "apariencia". Que hace "rielar helado lo que en realidad va encendido".
ayyyyy

Y ahora decirte que este divino don que Dios o Natura te ha dado :-) y que el tiempo y las sucesivas lecturas no sólo no impiden que me siga pareciendo increíble por precioso, sino que releo y una nueva y grata sensación viene a sorprenderme.

Un abrazazooooooo

Max dijo...

Cada vez que te visito me reafirmo en que es tu palabra quien pone color a las imágenes y no a la inversa.

Besos

brizna dijo...

No me puedo quedar solo con dos frases, me la quedo toda¡¡¡, disfuté leyendote,te felicito de veras, un placer. Aunque cuanto mas la leo mas me gusta la frase final: En apariencia rielan heladas pero van encendidas... super sugerente.Un beso.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas