sábado, abril 28, 2012

DER BLAUE REITER II




      Casa roja en el parque. Macke

      Voy pisando los escarabajos                                                                                
      con sus bolas de barro y de piel
      de memoria.

      En los árboles duermen dos gatos
      de azules y  amarillos:

      no pesan,
      como deja de pesar la ilusa
      palabra de esperar,

      no pesan
      en el airecillo de verano.

      Y, en la casa,
      el  cristal de las ventanas arde.

      Hasta allí voy
      aunque no me fuese nunca y nada
      me hiciera recordar y creyese
      que es la primera vez del cariño.

      Allí vamos, familia, fragmentos
      de uñas
      que los escarabajos no roban,
      trocitos de abrazarse con breves
      puntas
      para las heridas y después
      el perdón.

      A los lados del camino, casi 
      de arena ya,
      contemplo los bancos de mi infancia.

      Nadie más cabe
      yendo a casa.

No hay comentarios:

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas