viernes, febrero 05, 2010

Azules: Turquesa


      TURQUESA

      La joven princesa del pueblo Tesuque

      escucha a su abuela contar las historias

      de la tribu nómada antes de la noche

      del algodonal:


      …Se fueron cansando de cruzar los ríos,

      se fueron cansando de cazar estrellas,

      plantaron semillas de una planta dulce

      y, de la flor blanda que soñaba el agua,

      nacieron las piedras nuestras, del destino…


      La niña conoce todas las historias

      verdiazules, viejas, verdiazules claras.


      Se toca las cuentas de sus tres collares;

      sabe que un vez fueron bolas blancas

      y, en la noche maga, se espesaron pronto

      como quien desea muy loco, muy pronto.


      Y mira las vetas del azuliverde,

      señales antiguas del algodonal.


      Allí se durmieron la primera noche

      los primeros padres, sus primeros hijos

      y, según se amaban, quedaron escritas

      en azul y piedra palabras primeras

      del algodonal.



1 comentario:

El Toro de Barro dijo...

He leído todos tus "colores" ya, que en su mayoría me recuerdan las delicias de ese antiguo decir de nuestros antepasados, los cantares de pecho qwue nos dió la literatura que no puede pasar. Y me ha resultado conmovedor, por lo que tiene de viaje hacia el origen de quien, como tú, ha sondeado todo tipo de métricas y ritmos para decir las cosas...He disfrutado mucho con tus colores, se los he contado a mis hijos,
Y me los voy a poner en el bolsillo de mi chaqueta...

Gracias
Gracias
Gracias

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas