viernes, agosto 07, 2009

Más textos en la revista Hermes, en su nueva temporada



      Texturas (o Henry Moore )

      I

      Piedra que levantara el viento,
      que dejara al viento indagar
      en lo poroso. Este es mi cuerpo
      reclinado Moore. Tú me hablas;
      antes de refinar el mármol
      hay deseos que habitan carne,
      entran en las fisuras, huelen
      en la pelvis, es la intrusión
      que permanece cuando pule
      el viento.

      No estoy cansada,
      háblame. Me apoyo en el brazo
      poco precavida y retiro mi pelo
      con el otro.

      Háblame, es el viento que quiere
      mi cuerpo, ¿no lo ves?, escucha.


      II

      En una concha vertical,
      abrazadora, el ojo
      del pájaro anidando es aire,

      para qué meditar,
      sólo inminencia tan nerviosa
      del vuelo.

      Por un instante el nido cubre
      secretos;
      el pájaro saca con el pico
      el día de ignorar la muerte,
      el día de entregarse a ser
      existencia.
      En algún lado de lo cóncavo
      la señal
      del pico de sus padres tiene
      un leve recuerdo sin lágrimas.

      Son aire respirado.

      Se aman así casi cien años.
      ¿No te asombra cómo desoyen
      también a la muerte?


      III (Dibujo de niña leyendo a madre e hijo (1946)

      Ante la luz de la ventana
      soy la niña leyendo, reco-
      nozco a la madre, a ese bebé
      que la contempla enamorado.

      Ella escucha mi voz,
      la voz margarita de nuestra
      madre.

      Crecen cabezas de marchados
      queriendo oír.
      Leer enlentece la tarde,
      leer en alto; el niño busca
      con la mano el pecho blanquísimo,
      abre bien los ojos, le queda
      tiempo para el cansancio.

      Sé que mi voz reúne; ven
      de la tierra,
      antiguamente un muerto
      alimentaba. Ven ahora,
      cuerpo reconstruido, cuerpo
      oyente.

      Y sé que mi voz nos recuerda
      al fino gesto de encantar
      a las serpientes del misterio.

      Tú ya lo juegas con tu hijo.



Meravigliosa creatura. - Gianna Nannini

1 comentario:

Inma BabiaS dijo...

;)
acabo de recordar que debo pasar por tu nueva "casa"

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas