viernes, octubre 24, 2008

XXXII Poemas en Hermes (Revista nº 12)


    ROJAS


      Trabajos

      En el amanecer
      se despide el planeta
      que va en busca del hombre de las frutas del Sur
      y el pájaro ruidoso despierta sin asombro
      y es su tarea
      la misma confesión que a veces tengo.

      Escribir o quedarse viendo llegar el día
      no esconden una gracia
      ni hay un dios diferente posándose en mi mano.

      No trato de escribir sobre las ruinas
      del templo que silencia
      a Garcilaso
      ni resumo los trágicos sucesos del amor
      pues creo que es sencillo
      provocar emociones al corazón que escucha,
      es sencillo contar lo que se esconde
      cuando del mismo aliento se respira la pena.

      Y honestamente terca me obligo a este trabajo:
      decir que me parezco a los reptiles
      y confirmar la falta de esperanza.

      Y porque no distingo
      este trabajo o el otro de morir.

      Mira la indiferencia
      del pájaro ruidoso despertando.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es una pena que no pongas la fecha en que estos poemas fueron escritos... Realmente parecen recien sacaditos del horno de tu corazón; y algunos tienen ¿6,8 años? para la gente que no conozca la revista HERMES o no haya seguido su trayectoria,con tu dirección al frente, puede parecerle "hasta" sospechosos en tu propia experiencia vital; pero no, están ahí y se sostienen en todos los aspectos. Tu escritura, que es verdadera, tiene esa magia, ese misterio de la anticipación, ese conectar con la vida. Dixit.-

InmaBabiaS dijo...

no, no necesitan fecha.
Trepan, reptan - y raptan-, saltan y vuelan

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas