domingo, octubre 19, 2008

XXXI Poemas en Hermes (Revista nº 11)

      A. PORTELA



      Angra Mainyu


      Te llamará,
      te llamará otra vez:
      él prefiere los puentes, viaductos,
      angostos corredores como bocas de niebla…

      Ahora tú conoces qué oraciones
      lo invocarán lamiendo los espinos,
      las sábanas sobadas,
      el cerco de los cuerpos que lo amaron
      olvidando la higiene y la cautela.

      Prepárate a su voz, se desdibuja,
      se mezcla con noticias de aquellos que lo ven;
      ridiculiza
      excusas aceptables
      y un semanal deporte metafísico.

      Te llamará otra vez sin un halago,
      sin pedirte un favor.

      Te llamará acosándote con su esplendor vacío
      y tú responderás a su llamada
      igual que si a un reclamo de cazador oculto

      el ánsar de tu lago nunca se resistiera.


3 comentarios:

InmaBabiaS dijo...

Busco ánsar y, además de aves acuáticas, es en la mitología mesopotámica "todo el cielo", un dios primigenio. Sé que controlas las mitologías, yo ni por asomo.
Y es curioso porque en esta última estrofa o baja el cielo o los cisnes y los gansos vuelan más alto de lo que creía.
;)

almena dijo...

Yo también busco... el propio título de este poema. Y ahora sé que es preciso saber quién es Angra Mainyu.

:)

Besos!

Jose Antonio G. Villarrubia dijo...

Me gusta muchisimo, el titulo me resulta enignatico, evocador de antiguas divinidades, tan lejanas, tan cercanas.
Un beso

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas