sábado, septiembre 29, 2007

Poemas desde el puente. Sargas, último poema



V

Azul de sarga o bermellón
con sienas.

Como se dispone
Pablo a la soledad
de su brazo ordenando tarros,
su ojo en el perfil de un objeto
cercano a la revelación,

así el día pinta su urdimbre
después de la lluvia:

penetran
los colores hasta el momento
de respirar, hasta la puerta
de par en par del mediodía;

sube la intensidad de tonos
que frecuentan los mirlos; tal
progresión de una gracia en calma
alisa la concha del mundo,
aseda piedras donde estuvo
un hombre.

Vuelve a llover, cualquier recuerdo
es hondo
y pastoso
como el índigo extraño al mar,
como el ocre que se encabalga
hacia La Sisla.

Pablo sabe
qué poco necesita el campo
para erguirse de tumbas, sabe
la diferencia de la niebla,
y al tocar la sarga, al mirar
las nucas de hilo,
crece una respuesta precisa,
ésa aromada del hinojo,
la que sonríe misteriosa
como Pablo Sanguino.


8 comentarios:

Fujur dijo...

Benissimo ;-)

Marian dijo...

Doble retrato, de oficio y alma
Un abrazo

Persio dijo...

Me gusta que penetren los colores del mediodía en todas las alcobas... ¡Luz y taquígrafos! :-)

Bello como siempre, bella Ogigia.

Saludos mediterráneos

DE-PROPOSITO dijo...

Olá.
Andei por aqui.
E desejo que a felicidade esteja contigo.
Fica bem.
Saudações
Manuel

Sintagma in Blue dijo...

Cuánta belleza en tu blog.

Kit dijo...

Poco a poco volveré.
Te sigo
k.

almena dijo...

Grandes Sanguino y Ricas
:)

Mirada dijo...

¡qué maravilla! Tan hermoso, dulce de leche, tierno....es tan bello. Me gusta mucho, mucho, mucho leerte.
Gracias por el cuidado que pones, el esmero y la dedicación. Un gusto exquisito. Muchos besos.

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas