miércoles, septiembre 12, 2007

Poemas desde el puente. Sargas I y II



I

La urdimbre del lienzo devora
cualquier argumento apacible.
En la mañana de verano,
detrás de los rostros, de sedas,
de las columnas de mosquitos,
un viejo dolor se reúne
con las sombras: trama otra vez
sobre la ciudad su tormento,
sobre la ciudad, la tristeza
de historias enquistadas entre
las soldaduras de las piedras.







II

En la lluvia la mano sabe
llevar el olor a humedad
hasta las cajas de huesos,
desechadas cajas de música
donde están plegadas palabras
olvidadizas. Hace tiempo
que no escucho danzar a niñas
envenenando el aire tibio
con su melodía de gestos
de amor. Hace tiempo de toda
la ternura.

La mano mojada, la mano
grande separando a la lluvia
de los augurios, a la lluvia
de por qué ya no me deseas,
por qué me he convertido en invi-
sible.

Esta lluvia de mayo forma
regueritos que cruzan bajo
las despedidas y alcanzan
cimientos con cajas de música,
con huesos verdes de la pena.

Hay niñas fantasmas mojadas
jugando con rótulas. Dan
a los cristales y detienen
el día. Y aplacan el polvo.





8 comentarios:

Algaire dijo...

La lluvia parece traer consigo la nostalgia de cosas que existieron en el pasado, incluso esa ternura que hace tiempo desapareció.
Un abrazo

Marian dijo...

No sabría decidir cuál de las obras que nos vas mostrando de Pablo Sanguino me gusta más. En concreto esta "pareja" me recuerda la textura de la sarga, si . El poema está también "tejido" siguiendo el hilo oblicuo de la nostalgia.
Un besín y buen fin de semana

Cristina dijo...

Ogigia, me ha gustado muchísimo este poema. Llega directo e intenso. Un abrazo.

BabiaS dijo...

Un placer de nuevo, pero no repetido :¬)
_ me gustan las sargas, la primera más´, ya te preguntaré-

Lisola dijo...

como siempre, todo un placer volver a leerte después de estas intensas vacaciones. Nuevos poemas, nuevas miradas, y en la distancia me alegra comprobar que tu pluma sigue tan viva, tan tuya, tan intensa, tan plena...

Un beso.

Lisola

Anónimo dijo...

Todas las lluvias cesan tarde o temprano para comenzar un nuevo ciclo. Me ha encantado.

kuko

almena dijo...

Buenos días, POETA.
:)
Besazo

Compulsiones dijo...

Hola:

Buen poema y buen lienzo, que decora mi habitación. Tienes que venir a cenar a mi casa, que parece un museo de Pablo.

Sólo tenemos que quedar...

Gracias por seguir aportando belleza al mundo, guapa.

Pedro

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas