martes, enero 16, 2007

Más poemas sueltos


© Barnett Newman


Continúo con poemas publicados en diferentes revistas. Para el texto siguiente me acerco a otro de mis pintores preferidos, Barnett Newman . Blogsin eligió para una entrada en su blog ( Sirocco: aparecido en los enlaces) otra de sus pinturas. Y para acompañar suavemente: Tárrega. Ahí, en la columna de la izquierda.




Hay una medida
en la calma de los riscos que callan
sucesiones de lluvias, escarchas y solanos.

Frente a mi casa marcan los metrónomos
su cadencia de luz
sobre la carretera,
sobre el rodar que, aprisa, llega y desaparece.

Hay una medida
minuciosa y exacta que me va separando
del pasado,
de las otras escuelas donde aprendí el color
con que a veces se cubre mi vergüenza.

Es la monotonía del porvenir rendido,
de la historia de siempre que da a la soledad
su rostro verosímil, su inclinarse hacia el tedio.

Pero hoy,
precisamente aquello que me va separando
del pasado,
precisamente el ritmo que ordena mi palabra
y sabe el vanidoso despertar de los días,
viene como si fuera algo no calculable:

Al abrir la ventana
los últimos jazmines mueven mi japonesa.

Al abrir la ventana
los albañiles hablan del gato del domingo
y los patos del puente son graciosos y tontos
y dicen las campanas lo que ocultan las tumbas
de tantísimos santos.

Al abrir la ventana
la medida del tiempo me impone su latido.
Me siento el corazón, me tomo el pulso
y con la luz que canta de la calle
peino disimuladas canas de la desdicha
y me digo que es tarde
para llorar el paso de la ausencia.

Quiero vivir,
aunque parezca raro a estas alturas.

Hoy quiero vivir tanto
como Hawking midiendo
un agujero negro de preguntas,
como el masai midiendo los tímidos antílopes
por su rastro de orina y flores aplastadas.

Y es que quiero vivir lo que se empeña
en hacerme vivir mientras me desordena,
me mide, me enajena de la muerte
y me va consumiendo sin medida.



© Barnett Newmann

11 comentarios:

BabiaS dijo...

como el poema y Newmann,viva vives y ¡Viva! :¬)

Anónimo dijo...

Enhorabuena por ser tú, por ser tan exquisita como eres y, claro está, por haber resuelto con éxito lo de la música. :)
Siempre que entro en tu blog me quedo sin palabras. Gracias.
kuko

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Este poema lo he leído muchas veces y sólo demuestra fortaleza.
Dixit.-

almena dijo...

Y escuchado en tu voz ya...
la repera.
:)

Besazo grande!

Anónimo dijo...

Hay una medida y yo tb. quiero sobrepasarla en este este momento.
Un beso preciosa.
Jade

Leodegundia dijo...

Es bueno que nos des a conocer estos poemas que ya habían sido publicados y que no conocíamos, bueno, por lo menos yo.
Un abrazo

Blogsin dijo...

Si tu ya sabes que muchas veces la vida es un sin vivir, y que nos llenamos de aventuras imposibles que nos vacian miles de mochilas, y que pintamos los días con formas amontonadas o hilos de seda que apenas se observan en la distancia.

Hay una medida, la hay, pero no todos podrían expresarla con semejantes formas sinceras, casi animando a los propios versos a verse recompensados.. ¡Ay, si ellos se pudiesen oír!

Tienes grandes cuadros pintados con tu pluma, y este (ya sé que no soy un experto) es incapaz de dejarme indiferente...

Hay que abrir tu ventana... Hay que vivirte. Tenemos esa suerte.


Un beso requeteconcentrado, Ogi



Pd. Espero poder pasar más a menudo y recuperar mi entidad virtual, que está algo aplanada y ciertamente desobediente.

blogsin dijo...

Si tu ya sabes que muchas veces la vida es un sin vivir, y que nos llenamos de aventuras imposibles que nos vacian miles de mochilas, y que pintamos los días con formas amontonadas o hilos de seda que apenas se observan en la distancia.

Hay una medida, la hay, pero no todos podrían expresarla con semejantes formas sinceras, casi animando a los propios versos a verse recompensados.. ¡Ay, si ellos se pudiesen oír!

Tienes grandes cuadros pintados con tu pluma, y este (ya sé que no soy un experto) es incapaz de dejarme indiferente...

Hay que abrir tu ventana... Hay que vivirte. Tenemos esa suerte.


Un beso requeteconcentrado, Ogi


Pd. Espero poder pasar más a menudo y recuperar mi entidad virtual, que está algo aplanada y ciertamente desobediente.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Cuánta belleza, karakola.....

me dejas sin palabras y me enorgullezco de ser tu amigo

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas