sábado, octubre 21, 2006

Wasserouverture y V


Gigue


Alice no escucha.
Alice pisoteó su stradivarius,
mato a su gato y destruyó Florencia.
Alice vive en el limo de los pozos
e implacable aniquila la ternura
del corazón mojado
de una lluvia esperanza.
Alice lleva consigo mala suerte
y la sordera
del dios que visitó tanta impureza.
Pintado por German Hotes





Canarie

Donde se inicia el fuego de las brujas,
donde las cabras pacen su excremento,
donde el esperma del camaleón
quema las moscas, las ramitas leves.
Donde los archipiélagos estallan
con raros krakatoas del deseo,
ella erige castillos como templos,
como tumbas de carne.Sin embargo,

se la puede encontrar y es deseable,
y se la puede amar aunque no sea
Alice.


8 comentarios:

marian dijo...

Casi una visión de aquelarre... turbadora, indomeñable, fría al tacto, como la muerte... quema.
Tus versos me inquietan, hoy como una atracción fatal.Espero que Alice, no este cerca.

Un besín

BabiaS dijo...

y V...
Pero dime que Alice no se va.
No es que sepa seguir sus pasos de baile. Tampoco me importa. Consigue que me pare en seco y me invita a volver. Y vuelvo
:¬)

h dijo...

y yo sin saber de este estilo tuyo tan cargado de animales, trasmiten inquietud .sorprendente.ale.

Leodegundia dijo...

Alice está hoy en plan destructor, espero que cambie pronto.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Este jardín tuyo Ogigia me detiene. El gato, a mi lado, inmóvil, duerme. Un beso. Jade

Anónimo dijo...

Llueve. Todo el día llueve.
Nos estará "mojando de esperanza".

Un besazo, querida Ogi

Peggy dijo...

Vine aqui desde la refencia de otro blog , me gusta tu imaginacion , elegante y algo surrealista :) Kiss

Hell dijo...

Me gusta esa Alice, y me encanta el según poema, sin embargo y aunque.
Contenta de volver a leerte.
Un beso!

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas