domingo, enero 01, 2006

Penúltima foto, penúltimo poema






Los gatos,
como niños que son, saltan los charcos
para vencer el agua de una selva.

Los niños,
más gatos que otra cosa, merodean
caricias que no piden. No hacen caso
a tu llamada.
Escapan.
Vuelven.

Los gatos, cuando salen de la escuela,
ríen.
En la escuela maullaban con la tinta,
ahora se ríen de la humedad
del aire,
de su lágrima adulta.

Los niños ablandan cada columna
con su pelo tan suave.
Juegan a hacerlas dulces y pequeñas
y las columnas bajan galerías
por oírles hablar en el idioma
de los gatos.

La plaza se abre más
porque los niños buscan sus gateras,
porque los gatos mojan sus zapatos.

7 comentarios:

Max dijo...

¡Feliz Año Nuevo!

almena dijo...

PPO (Polifacética Poetaza Ogigia)

Abrazos infantiles, de suavidad gatuna
:-)

Marian dijo...

Hola, he estado algunos días fuera.Me ha gustado la dulzura que rebosa en el poema.
Un abrazo y mi deseo de que sea un año este 2006,pleno de ilusiones para tí.

Mirada dijo...

¡Feliz año Nuevo! :-)
Abrazos llenos de ternura

felipe dijo...

algo de felino llevamos dentro,

Ponto García dijo...

Interesante tu blog. Lo encontré hace unos días. Lo he leído casi todo, a ratos. Me gustaron, especialmente, "el mensajero", y "el lienzo", en otras líneas anteriores. Y el juego de imagen y palabra.
Yo acabo de estrenar un blog:
http://mardeinvierno.blogspot.com/
Te invito a visitarlo.
Creo que todavía está incólume. Virginal.
Hasta pronto!

azzura dijo...

Es original y lindo ;))
Feliz Año Nuevo Ogigia!!

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas