miércoles, agosto 22, 2007

Poemas desde el Puente.Platos y bandejas de la serie PUENTE I










I Los rostros

Si me nacen crías de gato
en el cobijo del alféizar
pensaré en la melancolía
que pule estas arcillas donde
me reflejo:

breves bolitas
todavía ciegas, ajenas,
pura necesidad, tiránicas
demandadoras del instinto.

No da tiempo a imaginar gestos
distantes, apesadumbrados
y con un cierto misterio bello
en el trazo de su mirada.

Los rostros. Las renuncias.

Oigo
el pequeñísimo gemido;
es tan rotundo que podría
agrietar los diques del mar
de la tristeza y todo en sal
se alzara,

y nada el pensamiento,

nada sentir,

sólo Zoé,

y sólo sola.

5 comentarios:

Max dijo...

Sólo vida. Bello poema.

Marian dijo...

No he podido resistirme a “rebañar” cada imagen. He llegado hambrienta de tus poemas y de su regusto exquisito, matizado, poderoso… admiro la facilidad con la que deslizas cada palabra sin producir sensaciones de acción, sólo puro movimiento, suspendido capturado, impecable…
Y que equilibrada la sobriedad de los trazos y la dulzura resignada en los rasgos de esa (¿madonna?). Gracias a los dos. Es un placer.
Un besín

BabiaS dijo...

Volver es también volver a tu jardín. Bello poema, poeta :¬)

El Toro de Barro dijo...

La mirada del auriga me ha traído hacia ti. Ahora yo te llevo hacia mis complicidades...
Carlos

Anónimo dijo...

Carlos, el niño perdido y hallado en el templo... de la poesía... para bien... por los siglos de los siglos... Dixit.-

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas