lunes, julio 23, 2007

Poemas para GEORGIA O´KEEFFE IV




Casa II




Perfectos
los relojes,
contemplas la ventana en luz,
ese cuadrado que resume
su compañía,
libros comunes,
postres con la misma cuchara,
un solo vaso
para el licor de hierbas.

Cuando estás fuera y ves
y sientes un aroma
de seres que se mueven
atraídos por tu latido.

La casa
es otro animal con un ojo
abierto.

Él sabría que tú estás fuera,
conociendo la oscuridad,
hablando a la lechuza,
comprendiendo palabras
de aquello que descifra quien,
alejando el temor, percibe
la escritura nocturna,
conversación nocturna,
las estrellas.

4 comentarios:

almena dijo...

Qué doble placer, la O'Keeffe y tu increíble poesía.

Beso!

Marian dijo...

Me encantan todos,especialmente este poema,esa atmósfera de complicidad cuando tienes tu espacio propio dentro de alguien, en sus horas.

Un besín

Anónimo dijo...

Soy el tgnoo: esta es la tercera versión

MILAGRO COTIDIANO

Vivir en amor de los sentidos
con la memoria amiga y confidente
y la sonrisa presta ante lo nimio
es un recuerdo súbito en un rellano

(el pájaro no sabe que vuela
ni que trina a la mañana)

La sombra no se sabe río hacia la noche
ni la noche que es su amor quien la aniquila

Sol, piedra, pez y nube
son
como la melodía fugaz

Son
para ti
si quieres


O son sin querer ni saber
un milagro inocuo y pasajero
tarde o temprano.

Al Tiempo ni mantel ni plato
mal atendido en el quicio de la con sonrisas falsas

Somos nuestras lágrimas y nuestras risas
y el silencio que las abraza.

Anónimo dijo...

me he dejado un quicio sin puertaaaaaaaaaa
(el despistado del tgnoo)

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas