viernes, febrero 26, 2010

Amarillos o naranjas o amarillos: amarillo indio




      AMARILLO INDIO


      La dama Parvati

      pinta las miniaturas del libro

      de la vida

      y las figuritas coloreadas

      comienzan a bailar la danza alegre

      del calor, de los amigos, de los besos.


      Amarillas, un punto de azafrán.


      Ella

      sabe que los niños

      nacen de los estambres de una rosa

      perfecta que envidian

      los dioses.


      Ella sabe que es amarillo, casi

      rojizo el lugar donde no oscurece

      la ternura.

      La dama Parvati,

      sensible señora de las montañas,

      distingue

      el instante cuando el sol acaricia

      el hielo viejo de los Himalayas,

      y no queda un rincón de sombra fría:

      todo es el color

      de los niños morenos en el campo.


      Así prefiere pintar miniaturas,

      así está contenta,

      así rechaza el tinte del desprecio.



jueves, febrero 18, 2010

Azules: Zafiro





      ZAFIRO


      Centelleo ultramar

      que conoce cuentos

      de encantamiento.


      Dime, ¿cómo es posible

      que, del corindón,

      un maravilloso

      dindón

      se transforme en cristales

      que guardan la alegría?


      Tengo un gato con ojos

      de Cachemira,

      me ha contado los cuentos

      del hermoso país

      donde nada muere

      y, de la ceniza,

      renacen las aves

      que pueden hablar.


      Dime, ¿cómo es posible

      que, del corindón,

      surja el dondindón

      que brilla en los gatos

      que cuentan los cuentos

      de las preciosas aves

      de Cachemira?

    de Pat Metheny

viernes, febrero 12, 2010

Azules: Celeste



      CELESTE

      Si estoy con vencejos volando en sus bodas

      de pájaros.


      Si un día de helada, de esos días nítidos

      del recreo

      del Ángel,

      los niños, jugando, pescan abalorios

      de su aliento leve.


      Si estoy con salmones saltando las presas,

      regresando a nidos de los manantiales.


      Si un día de fiesta vamos a bañarnos

      al Pusa

      y de las libélulas- que sé que son primas

      y se ríen siempre de las mismas cosas-

      aprendemos eso celeste del gozo.


      Si estoy con la luz, y me vuelvo luz,

      y desprecio el peso

      de lo triste

      y soy esta luz, y el aire, y la luz

      feliz

      y no pienso.


viernes, febrero 05, 2010

Azules: Turquesa


      TURQUESA

      La joven princesa del pueblo Tesuque

      escucha a su abuela contar las historias

      de la tribu nómada antes de la noche

      del algodonal:


      …Se fueron cansando de cruzar los ríos,

      se fueron cansando de cazar estrellas,

      plantaron semillas de una planta dulce

      y, de la flor blanda que soñaba el agua,

      nacieron las piedras nuestras, del destino…


      La niña conoce todas las historias

      verdiazules, viejas, verdiazules claras.


      Se toca las cuentas de sus tres collares;

      sabe que un vez fueron bolas blancas

      y, en la noche maga, se espesaron pronto

      como quien desea muy loco, muy pronto.


      Y mira las vetas del azuliverde,

      señales antiguas del algodonal.


      Allí se durmieron la primera noche

      los primeros padres, sus primeros hijos

      y, según se amaban, quedaron escritas

      en azul y piedra palabras primeras

      del algodonal.



Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas