sábado, febrero 28, 2009

Mañana más poemas, hoy escuchamos

Esta entrada del blog está dedicada a E. R. Fernández-Huidobro. La capibara y su bisbís y el colibrí atento siempre serán nuestros, querida.


Alfonsina y el mar.mp3 - Mercedes Sosa
Sus autores: Ariel Ramírez y Félix Luna

sábado, febrero 21, 2009

Primer poema de Hermes 21






      Altura

      Qué pajaro es ese en su pequeñez
      que remonta el único límite
      de su existencia
      y va hasta dónde, absoluto de viento,
      buscando una apertura indemne
      en la tormenta.

      Qué hechizos desprecia y qué certidumbres
      de taimados devoradores
      cuando parece frágil bajo el trueno
      y la lluvia lo zarandea
      con su desvarío.

      Qué inconsciente de mí, qué aliento puro
      de pura flecha que se niega
      a claudicar
      y no me escucha y desconoce el barro,
      la gravedad, las deserciones
      de la alegría.

      Qué pájaro es ese en su pequeñez
      que va hasta donde se consuma
      su instinto
      y no me mira desde su atalaya
      ni se arredra ni se distrae
      con mis preguntas.


Houston Skyline - Philip Glass

sábado, febrero 14, 2009

Revista Hermes, nº 20. Primer poema




      Perros en un campo amarillo

      Aspectos que septiembre recupera
      de la melancolía,
      esa que conocéis.

      Cielo falso azul, mate y quebradizo
      y un extraño cansancio absorto allí.

      Entre paja dos manchas; lo que estuvo
      practicando la magia con el tiempo
      pierde clarividencia
      se hace escolar y torpe.

      Son ciertas e inquietantes; la mañana
      ha levantado el polvo que quería
      volar.


      Son ciertas
      como brazos que arrasan los rastrojos
      cuando queman
      y se mueven y vagan, no se sabe
      qué instinto.

      Amenazarían la carretera,
      sanguinolentos bultos
      sin silbido,
      manchas prensadas, poco a poco asfalto,
      después indiferencia
      o desviar la vista.

      Esos hijos del sequedal asustan,
      no se sabe qué deseo.

      Esos hijos del polvo y del cansancio.



..... - Piazzolla

viernes, febrero 06, 2009

nº 19 de la revista Hermes. Primer poema



      El fantasma de las Cortes de Amor


      Porque prefiere permanecer en la aridez de los amores imposibles
      su amada se convirtió en alabastro sin temblor.

      Esto fue lo que quiso:

      no arriesgarse a cruzar el territorio del sobresalto,
      no tener que escuchar una negativa.
      no dudar de la mirada de los mensajeros.

      Y terminaron los poemas de abril
      y las prendas de seda
      con olor a virgen esquiva y caprichosa.

      Su amada envejeció,
      la ceniza cubrió el reclamo
      de su juventud apasionada.

      Se borró el epitafio de su linaje
      y los herederos quemaron los tapices
      donde ella había bordado
      cifradas inscripciones de lascivia.

      Él la amará siempre
      porque se entregó a la adoración de su distancia,

      como se adora al Sol
      sin mirar su fortaleza de asesino,

      como se desea la Luna
      para que nunca llegue el momento soñado
      de alcanzarla.


Se be-m partetz,mala dompna,de vos


Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas