viernes, octubre 24, 2008

XXXII Poemas en Hermes (Revista nº 12)


    ROJAS


      Trabajos

      En el amanecer
      se despide el planeta
      que va en busca del hombre de las frutas del Sur
      y el pájaro ruidoso despierta sin asombro
      y es su tarea
      la misma confesión que a veces tengo.

      Escribir o quedarse viendo llegar el día
      no esconden una gracia
      ni hay un dios diferente posándose en mi mano.

      No trato de escribir sobre las ruinas
      del templo que silencia
      a Garcilaso
      ni resumo los trágicos sucesos del amor
      pues creo que es sencillo
      provocar emociones al corazón que escucha,
      es sencillo contar lo que se esconde
      cuando del mismo aliento se respira la pena.

      Y honestamente terca me obligo a este trabajo:
      decir que me parezco a los reptiles
      y confirmar la falta de esperanza.

      Y porque no distingo
      este trabajo o el otro de morir.

      Mira la indiferencia
      del pájaro ruidoso despertando.

domingo, octubre 19, 2008

XXXI Poemas en Hermes (Revista nº 11)

      A. PORTELA



      Angra Mainyu


      Te llamará,
      te llamará otra vez:
      él prefiere los puentes, viaductos,
      angostos corredores como bocas de niebla…

      Ahora tú conoces qué oraciones
      lo invocarán lamiendo los espinos,
      las sábanas sobadas,
      el cerco de los cuerpos que lo amaron
      olvidando la higiene y la cautela.

      Prepárate a su voz, se desdibuja,
      se mezcla con noticias de aquellos que lo ven;
      ridiculiza
      excusas aceptables
      y un semanal deporte metafísico.

      Te llamará otra vez sin un halago,
      sin pedirte un favor.

      Te llamará acosándote con su esplendor vacío
      y tú responderás a su llamada
      igual que si a un reclamo de cazador oculto

      el ánsar de tu lago nunca se resistiera.


sábado, octubre 11, 2008

XXX Poemas en Hermes (Revista nº 10)


ROBERTO CAMPOS


      Ya no será distinto



      Un paso mas
      y
      cómo me detendré al borde de la nada
      dándome en las mejillas
      esa ausencia que creo que es la muerte...

      No temblaré
      cuando libere
      mis bien alimentados papeles de penumbra:
      sin descanso gaviotas,
      olas, algas, medusas, mantas raya
      que llegan y preguntan por Ulises.

      Qué importa que me quede al borde de la nada
      si de viaje voy con mis papeles,
      si lloro de alegría sientiéndome ligera,
      lejos de los volcanes..,.

      Un paso más
      y
      ya no será distinto
      por fin clavar la pluma en el pecho de un pájaro
      o seguir escribiendo
      sobre el mar,
      sobre el aire.

      Allá van mis palabras, allá voy peligrando...

      Cómo dejar de mí lo que me empuja
      a dar un paso más
      y ser más transparente que la vida...

lunes, octubre 06, 2008

XXIX Poemas en Hermes (Revista nº 10)


Rafael Canogar


    Simple Things


    Todo desaparece igual que una sonrisa maliciosa de gato.

    Primero transparentan las cosas su difícil sustancia de tesoro:
    por un instante tuve el secreto del vidrio, la verdadera trama de la arcilla, el calmo corazón de la madera, el hierro, el algodón hilado y un susurro lechoso.

    Toqué las cosas para reconocer su forma y su fiel compañía; por un segundo eternas, admirables, creciendo en los motivos de hacer suya mi casa.

    Pero después escapan de las manos; resbalan gravemente a su inicial materia, caen cuando se cae del santoral el día donde amé la presencia del amor en sus hermosos perfiles, cuando ya no recuerdo cómo me sedujeron con su quieta llamada y pierden la importancia de haberme consolado de la invasión del polvo.

    Se deslizan al lado frío de los desvanes y acaban por hundirse.

    Tan sólo están sus nombres y su lugar en vano y la súbita muerte de su intención de espíritus.
    .................................

    Datos personales

    Se ha producido un error en este gadget.

    Archivo del blog




    Creative Commons License
    Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
    Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas