sábado, octubre 27, 2007

En la pizarra un poema V


Tirina (Bolivia)




Para salir en la mañana
a comprar

-o tú, desde lejos,
lumbre primera, si me escuchas
reuniré la hechicería
de los mirlos-

o para encontrarse
con cereal propicio, telas
multicolores y los ramos
de gladiolos y esterlicias

-si tú me miras creceré,
daré calor, convocaré
a las hormigas de la suerte-

Para salir en la mañana
a vivir, a medir el lado
blando de lo manso: pequeños
caprichos no son más que un lazo,
un tazón de azúcar sin cáscara,
oler el aire en la carita
del niño, y arrullarlo, hacerlo
de vainilla…


-tú, desde lejos, aproxímate,
sal del secreto de las conchas,
ven conmigo, plural exacto
de la espera-

Para salir en la mañana
y conversar con las mujeres
de obsidiana preciosa

-o tú,
cuando desanudas la niebla,
cuando la mañana favorece
a los callados-

domingo, octubre 21, 2007

En la pizarra un poema IV


Laraty (Bolivia)




Ni el frío que el engaño trama
sobre la sencillez, ni sombras,
ni filos,
ni látigos,
ni el trabajo de sol a sol
sobre los hombros suaves, sobre
la muerte.

En una escuela se desliza
el tiempo sin desasosiego,
puede, incluso, ralentizarse
entre el mediodía del fútbol
y la certeza de una comida
nutritiva. Puede jugar
a no ser tiempo y ni el engaño
del cuño de los opresores,
ni una tela violenta yendo
y viniendo
saben detener las semillas.

Esta mañana nos entrega
la luz,
el secreto que resucita
a los relojes.

lunes, octubre 15, 2007

En la pizarra un poema III


San Julián. BOLIVIA



Hola, les digo,
y ellas me han respondido
mostrándome una pluma
de sus alas,
ésas que se desdoblan
si alguien ríe.

Estamos esperando
a que pase el perfume
del amor.
Hoy hemos aprendido
a ser muy desatentas
con los monstruos.

Hola, repito,
¿habéis visto pasar
a mi amor invisible?

Estamos esperando
al aire diferente,
alguien nos ha descrito
su claridad.

Hola y hola, decidme,
¿habéis visto volar
a mi amor desde el agua?
Era un pez plateado,
no se dejaba
tocar… un pez burlón.

Decidle que le busco.
Retenedlo en las plumas.

Decidle, sí, decidle.


lunes, octubre 08, 2007

En la pizarra un poema II


San Julián. BOLIVIA


Para que la palabra ruede
hasta los libros misteriosos
donde Padre Punchau escribe
la razón de los días,
la vida que nos vive.

Para que la palabra siempre
llame. Padre Punchau nos hizo
de un barro de palabras,
nos pronunció, nos rescató
de anfibios, nos secó despacio,
vocalizó los nombres,
nos separó del viento.

Para que ruede y ruede, aroma
de palabras, vieja sangre
lustral… trabajos de vivir
que nos escriben.

miércoles, octubre 03, 2007

En la pizarra un poema. I



EN LA PIZARRA UN POEMA se editó en el pasado mayo y se presentará, probablemente, durante el próximo noviembre.

El poeta Jesús Pino y yo hemos escrito este libro que es , ante todo, una celebración de los quince años de una Ongd de mi ciudad, Escuelas para el mundo.



La estructura es sencilla: fotografías de los distintos viajes a los países donde se desarrollan los proyectos de esta organización no gubernamental y, como compañía, textos poéticos de Jesús y míos. El libro se cierra con poemas escritos por niños nicaragüenses, seleccionados del libro de Poesía Campesina Actual de Solentiname, publicado en el año 2006.



Sólo aparecerán en el blog los poemas del libro escritos por mí, con su correspondiente fotografía. Todas las imágenes son propiedad de Escuelas para el Mundo



Y, como se verá, se han elegido fotografías no siempre referidas directamente a los proyectos relacionados con la educación; su entorno, los rostros, el color... también son el aliento de los mismos.



Los temas musicales son piezas recogidas de algunos álbumes del sello Narada, y de sus diferentes compositores e intérpretes.









Bou Lanouar. Mauritania


Vienen desde lejos.
¿De qué ciudad oculta vienen?
¿De qué grieta,
por donde supo el agua huir
bajo la arena, vienen?

Con la memoria de un jardín
se acercan. Con puntas de flechas
de otros hombres dormidos,
con mapas de rutas de polvo,
esos itinerarios
que en la noche
sólo son estrellas y frío
y, en la tierra, nadie.

Vienen… ¿vendrán a nuestro encuentro
con la canción que se regala
a los viajeros
como una piedrecilla azul
de la alegría?

¿Vienen para acercarse y mientras
vienen se les ha adelantado
su sonrisa?

Son casi un espejismo ellos
que vienen o van…

¿Será que van después de darnos
su tesoro, después del beso,
la piedrecilla?

¿Regresan al jardín del año
de las flechas de sílex, vuelven
a la residencia del agua,
al envés del tiempo,
a la primera voz
de las estrellas?

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas