viernes, septiembre 30, 2005

Segunda foto


Perspectiva de altura al mar.

Has de subir, llegar al mar.
Soportas
un cuchillo de sol,
lumbre en los pies y sal
en tu frente.

Pero alcanzar lo glauco de este mar
y contemplar su orilla,
tender tu brazo triste a las montañas,
puras islas azules...

Conseguir diluirte sobre el mar,
acariciar su trigo,
adivinar un mes con su precioso
estambre,
ansiar el jugo tinto que serena
un desánimo,
decir: ¿qué queda en mí
que no sea de tierra enamorada
alrededor del viento?...

Perspectiva de altura.

Subes las escaleras
aunque te ciegue un ángulo radiante
con su enigma,
aunque la lumbre ciegue

con su hueso de sombra.

sábado, septiembre 24, 2005

Primera foto




Escondes papelillos
cuidadosamente doblados.

Blanco que alienta la blancura,
cal de deseo hierve en tinta
blanca.

Donde ha hendido la luz
tienen la sangre fría
dos lacertas
que escapan de tu mano pero
luego,
entre la estrecha sombra
de las junturas, leen
esas piedras pequeñas tuyas,
íntimas del ansia.

Y se salen al sol, más tarde,
verdes,
contraste del deseo con lo blanco,
breve quietud nerviosa
del secreto.

Nuevos poemas

Los poemas dedicados a las mujeres reales, imaginadas (o mágicas o rastros de mujeres en mi respiración) finalizaron.
Esta serie nueva de poemas que iré presentando ahora se publicó en un libro titulado El espejo del viento, un libro de fotografías de Robés, magnífico fotógrafo. Los textos acompañan a algunas de estas fotos. La calidad de las imágenes ha empeorado mucho al escanearlas pero es necesario contemplarlas porque los poemas se escribieron en función de las mismas.
Son fotografías sobre La Mancha, siguiendo el rastro fantasmal de un caballero y contemplando una actitud secreta de esta tierra.

sábado, septiembre 17, 2005

La desdoblada


YSEUT



Consciencia del veneno, lámpara votiva en la proa del barco. La galerna espuma los gritos de los ahogados y la electricidad sutura cualquier recuerdo de una infancia huérfana.

Sonriente en la tempestad, madreselva impávida, decidiendo amarte, aprendiendo a envolverme al mástil de arpa de tu cuello, cantando un nuevo lai, avasallando a los remeros con mi pelo rubio y mis manos que sanan.

Toda la lluvia del amor rebosa de esta copa, desconcierta alianzas... y arrojo al agua los anillos, la mansedumbre, la doncellez, los esponsales bordados en mi pecho.

Bebo de tu labio, degusto sangre que sabe a soldaduras siales alzando una piedra impaciente.

Vivo porque tú estabas muerto, ileso, vestido para la renuncia, y he posado el metal del cáliz en tu sed, he dicho en alto Lázaro, camina, y saboreo de tus dientes la pulpa del veneno, pez del mar de los venenos.

Vivo en un litoral hostil y vivo fiel a mi apariencia pero ebria de la distancia de tu boca a mi boca, vaso que apuro en la muerte, en tu boca.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La imagen es del inquietante Aubrey Beardsley

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


domingo, septiembre 11, 2005

La princesa Galiana




QUIRKAT DE LA PRINCESA



Comienzo
en la mesa del lance de la noche,
Al-Zoharah, tahúr, me desafía.

¿Quién llegará cruzando los diagramas
del norte, del destierro, mercenario
guerrero? ¿De quién huye? ¿Que terribles
parajes lo despiden?

Propicio habla el silencio para el juego;
hace ya algunas horas que enmudece
el laúd de la tarde en los arriates
de celindas.
Un perfume,
un chasquido en el río.

Ladran perros guardianes, centinelas
ralentizan la ronda...desatienden,
se tocan la cintura, va bajando
su mano,
se humedecen, se queman en secreto.

Ni un venablo silbante se dirige
a los labios
en reposo.

Como tienen las hojas de la acacia
un tatuaje
oigo a un jinete desde la frontera.

Y en las cartas astrales leo el trazo,
la espada Durendal
que he de besar muy pronto. ¿Quién me llega,
galopa en esta noche? ¿Quién me llega
de lejos? ¿Qué viajero?




----------------------------------------------------------------------------

Galiana, princesa adivina, enamorada de Carlomagno en sus aventuras castellanas, según el cantar de gesta.

----------------------------------------------------------------------------

El quirkat, o alquerque,es un juego pariente cercano del juego de damas

----------------------------------------------------------------------------

El dibujo es de Santiago Ríos

------------------------------------------------------------------------------

domingo, septiembre 04, 2005

La oscura

*
CARMILLA



Where the nights are brigth
and joy is complete
keep my squeeze in Green Flower Street,
canta Donald Fagen.

A medianoche, música
que escala a tu ventana, recorre el dial
de esta hora que destila sudor y silencio;
petunias recibiendo
el único color de la Luna.
La música te inquieta,
te asomas a la calle
de esos coches lujosos, lacados, reposan
como perros de raza.

No te deja dormir
la temperatura del monstruo delicado
abrazándote,
explorando el contorno de tu herida, la besa,
succiona tu jadeo...
es el aire que escapa de la mejor vida
desafiante.

Y te llamo mi príncipe,
arpista de Lothian, púlsame, acaríciame.

Un pétalo de petunia cae con gotas
de sangre, de líquido aromado, de filtro
que sedientos bebemos.

El espejo sólo recibe tu destello,
alabeado cuerpo que aúlla a la querencia
de la Luna.

Yo estoy enroscada a tu cintura, una sombra,
una hija del calor, una perra de julio
que vaga por tu calle, canta con voz de hombre,
sube a tu ventana y mete el dedo en las aspas
de tu ventilador

...in the remote suburbs of a northeastern city
during the late fifties.



*Protagonista del cuento de mismo título de Sheridan Le Fanu
La pintura es de Leonor Fini
El texto en cursiva pertenece a un tema de Donald Fagen

Datos personales

Se ha producido un error en este gadget.

Archivo del blog




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Jardí­n al mar 1605 Blog de poesí­a y otros textos Ogigia María Antonia Ricas